imagenes pasando

MIS RECETAS

PASTEL DE CHOCOLATE.

      Esta es una de mis especialidades. Un delicioso y nutritivo pastel casero de chocolate. El que veis en la foto los han hecho los mini- cocineros Mar, Thais, Carolina y Nicolás, de dos a cuatro añitos de edad. Fácil y divertido de hacer. Me gusta presentar las recetas ofreciendo opciones y alternativas, no hay una única forma de hacer este pastel. Depende de si sois más amantes de la mantequilla o del aceite de girasol, si os gusta más o menos dulce, si los huevos son L o M. La medida de "una taza" equivale a 200ml aproximadamente. Lo bonito de esta receta es que se adapta a cada gusto.
Ingredientes para el bizcocho.

-1 taza de aceite de girasol o 125g de mantequilla derretida.
-1 taza no colmada de azúcar.
-2 o 3 cucharadas soperas de cacao en polvo (Colacao o similar).
-2 tazas no colmadas de harina de trigo.
-1 taza de leche.
-1 sobre de levadura.
-2 o 3 huevos, según tamaño.
-2 o 3 cucharadas soperas de mermelada de fresa (o de mora, baya, frambuesa, grosella, , etc.).
- Media taza o 100g de frutos secos troceados (cacahuetes o almendras o nueces o anacardos.). Opcional.
-Media taza o 100g de pasas sin huesos. Opcional.

Preparación del bizcocho.

A mí me gusta batirlo todo a mano y machacar los frutos secos en el mortero, pero se puede batir con batidora y picar con picadora.

Precalentamos el horno a 210ºC. Primero mezclamos los ingredientes líquidos (huevos, leche, aceite o mantequilla y mermelada). Añadimos el azúcar, y luego los "polvitos", mejor a través de un colador o cernidor para evitar grumos si lo hacemos a mano. Con "polvitos" me refiero al colacao, la levadura y la harina. Cuando todo esté bien mezclado añadimos los frutos secos picados y las pasas mezclando a mano, aunque estos ingredientes son opcionales (algunas personas tienen alergia a los frutos secos o no les gustan las pasas).

Engrasamos un molde para tartas con mantequilla o margarina, extendiéndolo bien con los dedos. Luego enharinamos el molde con un poco de harina. Echamos la mezcla y horneamos a 180ºC durante unos 40 0 45 minútos. Comprobamos pinchando con una aguja de punto en el centro del pastel. Si sale limpia, ya está listo, si sale un poco sucia esperaremos unos minutos más. Esperar a que enfríe un poco y ya podemos desmoldar.

La cobertura:

Ingredientes.

-1 tableta de chocolate fondant negro.
-1/3 de taza de leche un poco más (según la queramos más cremosa o más crujiente).
-Bolitas de colores de caramelo (también sirven fideitos de colores, lacasitos o lo que tengáis).

Preparación.

Derretir a fuego muy suave el chocolate con la leche sin dejar de remover. Cubrir el bizcocho ayudándonos de una espátula. A mí personalmente me gusta utilizar una "lengua" de silicona para extender el chocolate y rebañar bien el cazo para que no quede nada. Después rechupetear bien la espátula y el cazo, esta es la mejor parte, sobre todo si la tarta la preparan los niños.

Antes de que acabe de solidificarse la cobertura espolvorear las bolitas por toda la superficie. ¡Ya tenemos nuestro pastel!.


PUCHERO DE VERDURAS Y POLLO.  
AL ESTILO DE MARGA.

      Ya que mi forma de hacer el puchero ha adquirido cierto prestigio entre mis amigos y familia, me he decidido a colgar en el blog la receta. Es un puchero bajo en grasas, saludable y nutritivo. Requiere un poco más de tiempo que un puchero convencional, pero la diferencia de sabor y la calidad nutricional son considerables. Además es muy barato. ¿Se le puede pedir más a un puchero?.

Ingredientes para el caldo:
-Un hueso de espinazo salado.
-Un hueso de canilla salado.
-Dos muslos con contramuslo de pollo.
-La carcasa de un pollo.
-Un hueso fresco de cerdo o un trozo de carne de cerdo.
-Calaza (la cantidad va según el gusto).
-Dos tronchos de apio.
-Un puñado de habichuelas planas (valen también conjeladas).
-Dos zanahorias gordas.
-Un bote grande de garbanzos cocidos.
-2 litros de agua ( o más si os cabe todo en la olla).


Recomendaciones:
      Yo prefiero comprar el pollo entero, que además de ser más barato, lo puedes aprovechar mejor. Para el puchero uso los muslos con los  contramuslos y la carcasa,. La pechuga y las alitas las reservo para otras comidas. Este pollo entero y limpio ha costado 3€ y poco. Lo ideal sería un pollo de corral, pero si no hay presupuesto pues uno normalito.

         A mi me gusta hacer caldo para varias ocasiones , por eso hago el caldo tan concentrado, para que no me ocupe tanto en el conjelador, y luego poder aguarlo un poco. En principio no necesita sal, los huesos salados aportan la sal necesaria.


 Preparación del caldo:
       En dos litros de agua hirviendo echamos la carne (a la que hemos quitado la piel y la grasa), los huesos, las zanahorias peladas y lavadas, el apio lavado. La verdura mejor que vaya en trozos grandes, para que sea más fácil sacarla después. Tapamos la olla a presión y contamos veinte minutos desde que empiece a girar la válvula.


      Retiramos del fuego y, cuando deje de girar y de echar vapor por el orifio, destapamos la olla y añadimos los garbanzos (previamente enjuagados del caldo que traen), las habichuelas y la calabaza. Dejamos diez minutos más girar la olla a presión y listo.







    Ahora es el momento de sacar la carne y ponerla aparte. Sacamos también la verdura y parte de los garbanzos y los pasamos por la batidora. Añadimos este puré de verduras al caldo y ya está. Delicioso, digestivo, económico y nutritivo. Un alimento completo si lo acompañamos de unos fideitos y un poco de la misma carne de hacer el caldo. O una sopa de letritas con jamón picadito.También se puede hacer sopa de arroz.




      A mi niño le encanta esta sopa con fideos y yo me quedo muy tranquila porque está comiendo verduras, carne, legumbres y pasta.




      Como diría mi amiga Ana, "aquí ha salido caldo para el tío Juan y los muchachos, que no eran más que catorce".
CROQUETAS CASERAS CON CALDO DE VERDURAS Y POLLO DEL PUCHERO.

        Las croquetas son laboriosas de hacer y no todo el mundo tiene tiempo para prepararlas. Las ventajas que tienen son innumerables: se pueden conjelar crudas y luego freirlas cuando venga bien, salen muchísimas, tienen verduras, carne, leche, huevo....¡Y están tan ricas!. Son el plato ideal cuando vamos a algún encuentro de estos en los que cada uno lleva algo. Si tenéis tiempo pero pocos medios económicos, quedais como reyes con este plato.Comida para un regimiento a bajo coste.

Ingredientes para las croquetas:

-1 cebolla grande.
-1 litro de caldo (si es del puchero que explico arriba, mucho mejor).
-1/2 litro o más de leche (según el gusto y espesor de la masa que deseemos).
-Carne sobrante del puchero (picaditas con unas tijeras, a mi me gusta encontrarme los trocitos).
-Un poco de sal.
-Nuez moscada.
-Agua (un poquito, por si espesa demasiado la masa).
-Harina de trigo.
-2 o 3 huevos.
-Pan rallado.
-Aceite ( prefiero el de oliva, pero el de girasol es más económico y estamos en crisis).

Elaboración de la masa para las croquetas.

       Picamos una cebolla grande y la doramos en una sartén con un poco de aceite de oliva (aquí sí interesa que el aceite sea de oliva). Cuando esté dorada la cebolla echamos el caldo del puchero y la leche. Añadimos los trocitos de carne del puchero previamente cortados con unas tijeras de cocina. Añadimos un poco de sal. Cuando todo esté caliente vamos añadiendo, con un tamizador o colador para que no salgan grumos, la harina. Vamos añadiendo y removiendo sin parar hasta que vaya adquiriendo la consistencia deseada. Podemos añadir agua si vemos que se no ha quedado demasiado espesa. Ponemos la nuez moscada rallada en este momento.  Removemos a fuego medio hasta que la masa se desprenda del fondo con cierta facilidad, que el fondo de la sartén quede "limpio" por donde pasamos la cuchara. Esto querrá decir que la harina ya se ha cocido y no sabrán a harina cruda las croquetas. Retiramos la sartén del fuego y dejamos reposar cubriéndola con un paño hasta que se enfríe.



 









 

Elaboración de las croquetas.


      Preparamos cuencos pequeños con el huevo, por un lado, el pan rallado por otro y una bandeja donde ir colocando las croquetas. Con la masa ya fría sacamos un poco con una cuchara sopera y le damos forma ayudándonos con otra cuchara. Echamos la pequeña cantidad de masa en el huevo, la volteamos con un tenedor y la echamos en el pan rallado. Le acabamos de dar forma con las  manos, cuidando que esté bien cubierta de pan rallado por todas partes. ¡Y ya tenemos nuestra primera croqueta!. Mirad qué cantidad de croquetas ha salido. Podrían haber salido incluso más si hubiese añadido más harina y más leche (o caldo o agua). A mí me gusta encontrarme los trocitos de carne y que haya muchos, pero oye, si la cosa está difícil, pues salen croquetas más claritas y ya está.

     Yo prefiero freir y consumir las croquetas al momento de prepararlas. Las que sobran crudas las conjelo enseguida. Tened en cuenta que llevan huevo crudo y con este calor no conviene esperar mucho, no se vayan a estropear. En el frigorífico, en la parte baja, aguantan incluso un día así crudas, pero yo mejor no me  arriesgo.





 
















        Ya sólo falta freirlas. Yo prefiero freirlas en aceite de oliva, pero bien es verdad que después de tantas croquetas está para tirarlo (al contenedor especial del aceite, eh?). Con el de girasol salen buenísmas también y es más económico. Para freirlas no se deben echar demasiadas croquetas a la vez, especialmente si están un poco conjeladas todavía. El aceite debe estar bastante caliente, para que no se deshagan y ser abundante, que tengan espacio para "moverse". Es mejor optar por una sartén mediana  llena de aceite y hacer más tandas. Quien tenga freidora pues ya sabe como va. Yo soy un poco tradicional en esto y prefiero la sartén de toda la vida. No hay foto de las croquetas fritas, con esto de que jugaba España se me olvidó. ¡Campeooooones!.







q