imagenes pasando

viernes, 14 de octubre de 2016

Cómo hacer un disfraz de calabaza infantil paso a paso. Tutorial.

Ya está muy cerca Halloween. ¿Hay algo más alegre que un disfraz de calabaza?. Aquí encontraréis explicado de forma sencilla cómo hacer un disfraz de calabacita.



Necesitareis los siguientes materiales:

(Para un/a niño/a de 2-4 años).
-Un metro y cuarto de fieltro naranja doble de ancho (1,25m x 1,50m).
-Un cuarto de metro de fieltro verde oscuro (0,25m).
-Un poco de fieltro negro (vale un retal pequeño).
-Una goma ancha, preferiblemente verde.
-Un poco de algodón o relleno de cojín.


 Podemos usar de referencia una camiseta que le quede bien al niño o niña al que queramos hacer el disfraz. Escondemos las mangas para que resulte más fácil. Ponemos la tela DOBLE y cortamos de esta forma.







Con la tela sobrante cortamos dos medias lunas de tela naranja. Una la cosemos a la parte frontal del disfraz (izda) y otra a la parte trasera (derecha). De forma que se compense. Si no quedaría muy abultado por un lado y por otro no.


Fijamos con alfileres las dos medias lunas. Recortamos un poco la parte del cuello. Hacemos una apertura en la parte trasera para que quepa la cabeza. Por delante le damos forma a la caja.


 Dibujamos sobre la tela unas líneas curvas como si fuesen gajos de una naranja. Cada línea la marcamos con alfileres cono si de unas pinzas se tratase. De esta forma al darle la vuelta al disfraz parecerá una calabaza con volumen. Después de fijar con alfileres cosemos a máquina (o a mano si tenemos paciencia). Y ya podemos darle la vuelta al disfraz.


Le toca el turno al fieltro verde. Cortamos el adorno del cuello para imitar las hojitas de la mata de la calabaza. Estas partes deben tener un contorno que encaje con el cuello de la calabaza naranja (por delante y por detrás). Lo fijamos con alfileres al disfraz naranja en la parte del cuello y lo cosemos a máquina (o a mano).






Además cortaremos el rabito de la calabaza con el que haremos un pequeño sombrero después. Nuevamente lo fijamos con alfileres y esta vez sí lo cosemos a mano. Podemos rellenar el rabito con algodón o relleno de cojín antes de fijarlo a la base verde. Luego cosemos todo y le añadimos una goma ancha, para que no moleste al llevarlo.









  Por último dibujamos con un lápiz claro o con jaboncillo en unos trozos de fieltro negro dos ojos y una boca. Lo recortamos, lo fijamos al disfraz naranja con alfileres y cosemos. La forma puede ser como queramos. Yo propongo esta.


Ya tenemos nuestro disfraz de calabaza. Cómodo, alegre y lavable.

0 comentarios:

Tus comentarios alimentan mi corazón, intentaré corresponderte...

q